Alojamiento web: ¡5 Pasos para conquistar las redes!

Introducción

Todo el mundo necesita tener un sitio web. No importa lo que hagan. Es un hecho de la vida. Si no tienes un sitio web, no existes. Sin embargo, es difícil saber de qué se trata el alojamiento web. ¡Estás salvado! En este artículo, aprenderás todo sobre alojamiento web en 5 sencillos pasos y te olvidarás de este problema para siempre.

Paso 1: Investigación

Realizar un poco de investigación siempre es una excelente idea. Afortunadamente, al hacer clic en este tutorial has dado el primer paso.

Incluso los sitios web más complicados funcionan de igual manera que los más sencillos.

Imagínate una casa. Tiene un dominio, una dirección web. Esta dirección le indica a Internet adónde quieres ir. Estará vacía a menos que llenes la casa de "muebles".

Estos "muebles" se guardan en los servidores. Un servidor es como una caja fuerte donde guardas todas tus pertenencias. Cuando se introduce un dominio en la barra de direcciones y se pulsa Enter, tocas la puerta de la caja fuerte.

"Hola, me gustaría ver el material, por favor", dices tú.

Ahora, el servidor comprueba todos los "muebles", analiza la mejor manera que deben ser mostrados, y los proyecta. Puedes ver todos los "muebles", pero no puedes moverlos. Después de todo, estás en la caja fuerte.

Puedes visitar diferentes habitaciones, recoger un jarrón, incluso garabatear en una pared si sabes cómo. Pero una vez que sales de la habitación, todo se reinicia.

¿Cómo funciona el alojamiento web? Comprando un dominio, el cual representa un espacio en el servidor y luego colocando todos los "muebles" o archivos, para llenar la casa.

Esto se logra al crear una página web, comprando un dominio y configurando un servidor de alojamiento web. El web hosting parece complicado. No lo es, a menos que insistas en hacerlo todo desde cero.

Paso 2: Escoge un nombre y un propósito

Tu dominio y el propósito del sitio web son extremadamente importantes. Tienen que coincidir tanto como sea posible. Elegir el dominio correcto para el propósito del sitio web es una parte importante del alojamiento web.

La dirección debe decir exactamente de qué se trata el sitio web. Después de todo, no sirve de nada alojar tu propio sitio web si nadie relevante lo encuentra.

Por ejemplo, si piensas crear un sitio web para tu tienda de croissants, llamarla mikeysautoparts.com es una decisión equivocada. Si decides llamarlo así, no vale la pena que aprendas qué es web hosting o incluso dónde comprar dominio y hosting. El resultado para tu negocio será el mismo en ambos casos.

Por supuesto, tienes que saber todo esto de antemano.

Primero, decide cómo quieres que se vea tu sitio web.

¿Será un sitio web personal donde alojarás tu portafolio de fotografías? ¿Un blog de fans de Hello Kitty? ¿Una tienda de artesanías online?

La respuesta a esta pregunta determinará tus próximos pasos.

Cuando sepas cual va a ser el motivo del sitio web, haz una lista de posibles dominios. Averigua cuáles son los que más te gustan, ordénalos desde el más preferido hasta el que menos te gusta y comprueba cuáles están disponibles para la venta.

Al momento de comprar dominio. Es como elegir una casa en Beverly Hills, aunque sea más pequeña que las demás debido al código postal, la misma te permitirá llevar a tu hijo a una escuela en Beverly Hills.

Puedes utilizar "name.com" o cualquier otro comprobador de disponibilidad de dominio. tu proveedor de alojamiento web también te brindará la oportunidad de comprobarlo y comprar dominio.

Bien, ahora que sabemos cómo funciona el alojamiento web y cómo elegir un dominio. Estamos bien encaminados para aprender de manera adecuada qué es el web hosting.

Paso 3: Crear una página web

Sabemos que un dominio es la dirección de tu sitio web. Por otro lado, sabemos cómo encontrar un dominio. También sabemos que los archivos de tu sitio web se almacenan en un servidor. Por último, sabemos que los archivos son como los "muebles" y las habitaciones que encontrarás en una casa.

Antes de que podamos aprender todo sobre el alojamiento web, necesitamos saber cómo se hacen las habitaciones y los "muebles" que se encuentran en la casa.

Existen dos maneras de llenar tu sitio web con "muebles" que puedes utilizar para cargar en un servidor de alojamiento web. De manera manual o automatizada.

El método manual

El método manual, es el mejor para grandes empresas, proyectos complicados de comercio electrónico y páginas visualmente excepcionales.

Necesitarás de mucho conocimiento tecnológico para poder alojar un sitio web completamente desde cero.

Librerías y frameworks HTML, CSS, JavaScript, WebKit, etc. Esto sólo conforman la casa y sus "muebles". Por otro lado, hay disponibles un sinnúmero de diferentes herramientas que te ayudarán a crear una caja fuerte. Existe una muy buena razón por la que a los desarrolladores web se les paga mucho dinero.

Si tu página web es extremadamente simple, puedes aprender HTML y CSS, ambos son necesarios para crear tu propia página web además que te ayudarán a comprender los conceptos fundamentales del alojamiento web. A partir de allí, sólo necesitarás averiguar dónde comprar dominio y hosting para luego subir los archivos del sitio web.

Sin embargo, no recomendamos esta opción ni siquiera para sitios web sencillos.

El método inteligente

Si la forma manual fuera la única disponible, crear una página web sería demasiado complicado. Por esta misma razón, existe WordPress y varios servicios de construcción de sitios web.

Hablemos de WordPress primero.

WordPress es un sistema de gestión de contenidos y la respuesta más fácil a la pregunta, "¿Cómo alojar un sitio web?". También es extremadamente popular. El 59% de todos los sitios web que se encuentran en Internet están hechos con WordPress.

WordPress, cuenta con una gran selección de plugins y temas gratuitos.

Los plugins mejoran el funcionamiento de su sitio web. Te permiten añadir funciones para el usuario o herramientas de optimización SEO. ¡Y no tienes que escribir una sola línea de código!

Por supuesto, eso no es todo lo que los plugins de WordPress pueden hacer.

Los temas cambian el aspecto de tu sitio web. Podrías tener un simple blog con cinco artículos y una página de contacto.

Cuando descargas e instalas un tema diferente, tu página cambia drásticamente. Mientras que el contenido no se ve afectado y siempre estará listo para el próximo cambio de tema.

WordPress, cuenta con una plataforma de publicación muy completa. Te permite publicar nuevos contenidos rápidamente. Si has tratado de crear una página web desde cero, sabrías  con certeza que cada nueva adición al sitio web debe ser programada desde cero.

O programar todo un sistema de gestión de contenidos desde cero. Te das cuenta  del problema, ¿Verdad?

Contar con algunos conocimientos de CSS y HTML seguirían siendo útiles incluso si decides alojar tu propio sitio web o configurar WordPress e instalar un tema.

Si sabes cómo funcionan las cosas, puedes tomar un tema gratis de WordPress. Y luego personalizarlo de acuerdo a tus necesidades.

También hay disponibles creadores de sitios web como Wix y Squarespace.

Por lo general, los proveedores de alojamiento web como Hostinger ofrecen el servicio y te ayudan a configurar un sitio de WordPress. Proveedores como Squarespace y Wix casi relegan esa parte del negocio a un segundo plano.

En cambio, intentan atraer a los usuarios prometiendoles ayudarles a crear sitios web personalizables de aspecto profesional, en lugar de aprender a programar desde cero o confiar en WordPress.

Si deseas aprender cómo alojar un sitio web que anuncie tu fotografía o algún otro servicio, estas opciones pueden ser excelentes para ti.

Estos dos creadores de sitios web dependen en gran medida de imágenes atractivas en sus diseños. Si no cuentas con fotos o dibujos atractivos, considera otras opciones.

Paso 4: Averigua cómo funciona el alojamiento web

De acuerdo, has programado el sitio web tú mismo (¡Bien hecho!), has elegido el tema que quieres para un sitio de WordPress, o has hecho algo que te gusta mucho en Squarespace o Wix.

Ahora, necesitarás aprender cómo elegir un proveedor de alojamiento web. Si te has decidido por Squarespace o Wix, tendrás que alojarlo en sus servidores.

Si te gusta más WordPress, tienes una amplia variedad de métodos para aprender cómo alojar un sitio web.

El proceso es simple, pero existen muchos proveedores de web hosting que dicen ser los mejores. Generalmente, puede resultar muy difícil elegir entre alguno de ellos. Quienquiera que haya dicho que tener muchas opciones es bueno para ti...

Te ha mentido.

Existen varios métodos de web hosting diferentes que debes conocer antes de poder decir con certeza que tienes toda la información necesaria sobre este tema. Es uno de los puntos principales de este artículo.

Toma una decisión de acuerdo a tus necesidades. Lo más probable es que tu sitio web sea pequeño, por lo que el Web Hosting Compartido servirá.

¿Qué es el Web Hosting compartido? Cuando haces uso del alojamiento web compartido, básicamente te mudas a un edificio de apartamentos. Hay una casa grande (un servidor) con muchos sitios web (apartamentos) dentro.

Tienen su propia dirección pero comparten el calentador de agua (ancho de banda), la caldera de calefacción (potencia de procesamiento) y la electricidad (disponibilidad). Si el servidor se cae, todos los sitios web alojados en él se caen también.

Debido a que varios sitios web están alojados en el mismo servidor, es más barato tener uno. Es por eso que el alojamiento web compartido suele ser muy barato y una forma perfecta para abordar el tema del web hosting.

Si tu sitio web es un poco más grande, es posible que desees elegir VPS Hosting.

El alojamiento web VPS es similar a lo que sucede en el alojamiento compartido, tu sitio web sigue siendo sólo un apartamento, pero tiene una infraestructura dedicada para apoyar a tu sitio web.

En una situación de alojamiento web compartido, tu sitio se volvería más lento si otros sitios web en el servidor obtuvieran mucho más tráfico del habitual porque la potencia de procesamiento será redirigida hacia ellos. Cuando utiliza el alojamiento VPS, cuentas con recursos dedicados para ayudarte.

Si tu sitio web ha crecido y no deseas ningún tiempo de inactividad, podrías optar por el Cloud Web Hosting.

Esta es la solución más segura porque tu sitio web estará alojado y se mantiene actualizado en múltiples servidores en la nube. Si uno de estos servidores se cae, otro toma su lugar para mantener el sitio web en línea.

Es como tener varias casas en todo el mundo. Cuando comienza la temporada de tornados y uno de ellos llega a tu casa, serás transportado automáticamente a otra casa en el otro lado del mundo.

Y puedes quedarte con todas tus cosas porque todas son idénticas en cada casa.

También puedes optar por un Servidor de Alojamiento Web Dedicado.

Es la mejor opción, pero también la más cara. Cuando alojas tu sitio web en un servidor dedicado, básicamente alquilas todo lo que se necesita para ejecutar dicho servidor. Todos los recursos serán utilizados para tu sitio web.

Si bien es una excelente manera de tener un sitio web o servicio que reciba mucho tráfico, también es costoso. Después de todo, el proveedor de alojamiento web quiere ganar dinero y tiene que dedicar muchos recursos para mantener tu sitio web en línea.

Es como tener una fortaleza en los Alpes suizos con todo el personal necesario.

Paso 5: Hazlo

Digamos que quieres alojar tu portafolio de fotografía en Internet para hacer crecer tu perfil como fotógrafo FreeLancer.

¿Cómo alojarías tu propio sitio web para tu portafolio?

Primero, debes comprender que el propósito del sitio web te brindara una idea del dominio, el tipo de alojamiento web que elijas y la forma en la que crearás el sitio web.

¿Qué necesitarás para mostrar tus habilidades de la mejor manera posible? Un sitio web de aspecto profesional y bellamente diseñado que maneje bien las imágenes.

Eres un fotógrafo, no un desarrollador web, por lo que decides seguir un proceso más automatizado que crear una página web desde cero.

Consideras WordPress, Squarespace y Wix. Miras los temas de WordPress, encuentras algunos que te gustan. También hay diseños de Wix y Squarespace que te gustan.

Eventualmente, escoges el que más te guste, WordPress, porque te permitirá elegir un proveedor de web hosting en lugar de comprar dominio y hosting en Squarespace o Wix.

Tu sitio web será bastante simple y pequeño. No necesitarás de ninguna característica o función de alojamiento web de lujo. Encuentras un proveedor de alojamiento de confianza. BlueHost, Hostinger, GoDaddy, HostGator, o SiteGround servirán.

Ahora, todo lo que tienes que hacer es poner en marcha tu sitio web.

Te diriges al sitio web de tu proveedor de alojamiento, abres una nueva cuenta y eliges un plan, uno de los más baratos servirá. Deberías esperar pagar alrededor de $3-4 USD al mes. Algunos proveedores de alojamiento web pueden incluso ofrecerte un dominio de manera gratuita.

Solicita el dominio que deseas, lo compras si es necesario. El sistema funciona y crea tu sitio web. Estate atento, debería haber una opción para integrarlo con WordPress fácilmente.

Una vez configurado, se crea una cuenta de administrador para acceder al panel de administración de WordPress. Ahora, inicia sesión en WordPress. Es abrumador. Toma un respiro.

Por ahora, existen dos cosas de las que deberías preocuparte: el contenido y la apariencia. Puedes ocuparte de todo lo demás más tarde, una vez que tengas un mejor manejo de cómo funciona el panel de administración de WordPress.

Echa un vistazo a las secciones de Mensajes y Apariencia. Allí, verás los nuevos mensajes y cambiarás el aspecto de tu sitio web.

Primero, cambia la apariencia. Dirígete a la pestaña de temas y encuentra el que más te guste. Recuerda, va a ser un sitio web de fotografía, ¡Así que tiene que verse bien! Selecciona el tema que desees y tu sitio web cambiará para que coincida. ¡Magia!

Ahora, coloca algo de contenido. Haz nuevas entradas con tus fotos, formatea como quieras, escribe algunas descripciones, simplemente juega. Pública y ya está, ¡Tu portafolio está ahora en línea!

Bienvenido a Internet.

Déjanos tu más sincera opinión

Déjanos tu mas sincera opinión y ayuda a miles de personas a elegir la mejor plataforma de aprendizaje online. Todas aquellas opiniones, tanto positivas como negativas, son aceptadas siempre y cuento sean honestas. No publicamos opiniones sesgadas o spam. Si quieres compartir tu experiencia, opinión o dejar un consejo. ¡El telón es tuyo!

Preguntas mas frecuentes

¿Cómo eligen que plataformas de cursos online analizar?

Elegimos las plataformas de aprendizaje online de acuerdo con el tamaño de su mercado, popularidad y, lo que es más importante, la petición o el interés general de nuestros usuarios de leer reseñas MOOC genuinas sobre ciertas plataformas.

¿Cuanta información recolectan antes de elaborar una reseña?

Nuestros expertos llevan a cabo investigaciones durante semanas, sólo entonces pueden decir que sus evaluaciones de los diferentes aspectos son definitivas y concluyentes. Aunque lleva mucho tiempo, es la única manera de garantizar que todas las características esenciales de las plataformas de aprendizaje online son genuinas. Cabe destacar que nuestro veredicto se basa en datos reales.

¿Qué aspecto es el más importante al elegir las mejores plataformas de aprendizaje online?

No sería correcto elegir sólo un aspecto: las prioridades dependen de cada persona, valores, deseos y objetivos. Una característica que es importante para una persona puede ser totalmente irrelevante para la otra. De todas formas, todos los usuarios estarían de acuerdo en que la buena calidad del material de aprendizaje es una necesidad indiscutible.

¿Qué tan diferentes son sus reseñas de las demas disponibles en Internet?

Cada una de las reseñas MOOC es única y tiene sus propios objetivos y valores. Nuestras reseñas son 100% genuinas y se elaboran tras un cuidadoso análisis. Este es el objetivo del que carecen muchos otros sitios de revisión, ¡Por lo que lo consideramos nuestro súper poder!

Días
Horas
Minutos
Segundos