¿Qué Preprocesador CSS elegir? Sass vs SCSS vs Otros

Cuando trabajas en el front-end, no puedes evitar CSS (Hojas de estilo en cascada) – define la manera en la se ve cada página web en el navegador. Junto con HTML y JavaScript, CSS se considera una de las tres principales tecnologías usadas en la web. Sin embargo, algunos afirman que es algo antiguo y difícil de mantener. CSS se lanzó inicialmente en 1996, y aunque habían y siguen existiendo actualizaciones constantes, la sintaxis básica no ha cambiado mucho. Aquí es donde un buen procesador CSS puede ser práctico.

En primer lugar, ¿qué es un preprocesador CSS?

Preprocesador CSS: Código CSS.Los navegadores de internet solo entienden y le prestan atención a CSS, por lo que no puede ser reemplazado completamente por un nuevo lenguaje. Sin embargo, tiene ciertas limitaciones, podría no ser muy relevante para proyectos pequeños, pero tiene gran importancia cuando te enfrentas con grandes hojas de estilo. Para trabajar con este problema, los desarrolladores usan preprocesadores CSS. En esencia, para responder qué es un preprocesador se puede definir como un programa que cuenta con su propia sintaxis única. Después de que escribas tu código, lo compilará a CSS puro.

La razón por la que usarías un preprocesador CSS es para añadir funcionalidades adicionales que de otro modo CSS no tendría. Por ejemplo, podrías tener selectores de anidado o descendencia, así como los mixins (conjuntos de propiedades reutilizables). Se hacen cargo de funciones adicionales para permitirte ser más eficiente en tu trabajo diario y ofrecerte más escalabilidad.

¿Cuál es el mejor preprocesador CSS?

Elegir un preprocesador CSS no es tarea fácil, así como con la mayoría de las tecnologías de información, tienes una variedad de opciones, cada una con sus propias ventajas y una apasionada base de usuarios. Para elegir cuál es el mejor preprocesador CSS tienes que reconocer sus capacidades y entender sus diferencias.

Sass vs SCSS

Introducido en el 2006, Sass (abreviatura del inglés Syntactically Awesome Style Sheets – un divertido juego de palabras derivadas del nombre CSS) se considera el pionero de los preprocesadores CSS. ¡No es de sorprenderse que también sea el más popular! Sass se usa también en Bootstrap 4, el cual es actualmente uno de los frameworks frontend más utilizado en todo el mundo, y por lo tanto un promitente iniciador de tendencias en el mundo de TI.

Preprocesador CSS: Sass vs SCSS.Actualmente tiene dos sintaxis separadas: Sass y SCSS. Mientras que el primero existió en las primeras versiones del preprocesador, el equipo se preocupó que fuera demasiado diferente del simple CSS. Por lo tanto, presentaron una nueva sintaxis llamada SCSS (Sassy CSS) en la tercera versión. Los archivos también pueden tener una extensión ya sea .sass o .scss.

La diferencia principal entre Sass vs SCSS es que el último usa puntos y coma así como corchetes de la misma manera que CSS lo hace. Sass por otro lado, no lo hace – además, usa signo de igual en lugar de dos puntos para la asignación. Mientras que SCSS es ahora la sintaxis oficial del preprocesador Sass CSS, no hay planes para dejar a un lado la versión original. Algunos desarrolladores declaran que es más legible porque es más conciso. Sin embargo, en este debate de Sass vs SCSS es claro que SCSS es mucho más fácil de aprender e integrar a CSS.

Less

Less (abreviatura del inglés Leaner Style Sheets) apareció primero en el 2009. Fue influenciado por Sass pero se convirtió en su propia influencia con el formato después introducido, SCSS. ¿Por qué? Porque a diferencia de la primera versión de sintaxis Sass, este preprocesador CSS fue originalmente creado con una intención de ser tan similar como fuera posible al CSS puro. No solo significaba esto una curva de aprendizaje más sencilla, pero podrías usar cualquier código ya escrito CSS como válido en Less. El preprocesador CSS Less se escribió en JavaScript, el cual también simplifica la configuración.

Preprocesador CSS: Logo Less.Al comparar a Less vs Sass veremos que se parecen mucho en sus funcionalidades básicas. Ambos permiten el anidado, la importación y el uso de variables. Sin embargo, con Less, también puedes elevar variables y extraer ciertos componentes del color que no podrías con Sass – si los nombramos son el tono, la saturación, la luminosidad y el brillo. Por otro lado, Sass te permite usar declaraciones if e incorporarlas en selectores y nombres de propiedades. Su sintaxis también contiene operadores ternarios y colectores de anidado – algo que Less no tiene.

Otra pequeña desventaja de Less es que usa el símbolo @ para declaración de variable (Sass usa en su lugar el signo $). Sin embargo, en CSS el signo @ también se usa para keyframes y consultas de medios, y esto podría causar confusión al leer código.

Comparar Plataformas de Aprendizaje Online Comparación con Otras

¿Sabías qué?

¿Alguna vez te has preguntado qué plataforma de aprendizaje en linea es adecuada para tu carrera?

Ver y comparar las 3 mejores plataformas de aprendizaje en linea

Stylus

Otro preprocesador CSS llamado Stylus apareció en el mercado en el 2010. Aunque tenía una base de usuarios notablemente más pequeña que Sass o Less, vale la pena darle un vistazo. Stylus está escrito en Node.js y por lo tanto es una opción atractiva para quienes están familiarizados con el entorno, además cuenta con funciones integradas y mixins.

Preprocesador CSS: Stylus.Lo que hace a Stylus diferente es más que nada su flexibilidad: comas, puntos y comas, y las comas son todos opcionales. Además, no necesitas llaves para definir códigos de bloque: en lugar de símbolos, Stylus usa sangrías. En cuanto a variables, puedes usar el signo $ como Sass… Pero también te lo puedes saltar, sin problema.

Todo esto te permite escribir menos y tener un código más limpio. Desafortunadamente algunos desarrolladores piensan que esta flexibilidad es un defecto. Sin identificadores claros el código es difícil de entender, especialmente en proyectos grandes. Lo que obtienes es anarquía causada por la libertad, por decir algo así. Si comparamos a Stylus vs Sass, el último claramente tiene la ventaja con un código fácilmente legible.

Ventajas
  • Diseño simple (sin información innecesaria)
  • Cursos de alta calidad (incluso los gratuitos)
  • Variedad de funciones
Características Principales
  • Programas Nanodegree
  • Ideal para empresas
  • Certificados de pago al finalizar
Ventajas
  • Fácil de usar
  • Ofrece contenido de calidad
  • Muy transparente con sus precios
Características Principales
  • Certificados de completitud gratis
  • Enfocado en habilidades de ciencia de datos
  • Horario de aprendizaje flexible
Ventajas
  • Gran variedad de cursos
  • Fácil de navegar
  • Sin problemas técnicos
Características Principales
  • Gran variedad de cursos
  • Política de reembolso a 30 días
  • Certificados de gratis de terminación

PostCSS

Preprocesador CSS: PostCSS.Antes que nada, pongamos algo en claro: PostCSS no es un preprocesador CSS. Mientras que el equipo utilizó este término al principio, luego aceptaron su error. Se puede usar como preprocesador, como postprocesador – de hecho un procesador de todo tipo que te puede ayudar a optimizar, limpiar tu código y realizar todo tipo de tareas diferentes. PostCSS es en esencia un API con muchísimos plugins potencializadores (puedes escribir el tuyo también). Al usarlos, puedes procesar CSS y crear herramientas personalizadas.

PostCSS se lanzó inicialmente en el 2013 y actualmente está en su versión 7. Puedes usarlo con sintaxis simple CSS y con el de los preprocesadores mencionados antes. Lo que le da cierta ventaja sobre Sass, Less y otros preprocesadores CSS es la modularidad. Te permite elegir las funciones que necesitas, y trabaja mucho más rápido. No es por nada que su popularidad ha incrementado rápidamente – incluso han habido declaraciones públicas de que podría ser usado en versiones próximas de Bootstrap.

¿Qué más debemos saber?

Ahora sabes lo que es un preprocesador CSS, sus ventajas y desventajas. Como por ejemplo, los preprocesadores CSS añaden un paso necesario a la compilación, que puede alentar tanto el desarrollo como la depuración. El archivo CSS generado también podría ser muy pesado.

Sin embargo, hasta aquí las ventajas superan a las desventajas. Las variables, mixins, anidado y otras múltiples funciones adicionales – todas estas funciones hacen que escribir y mantener código sea más conveniente. Si quieres saber cuál es el mejor preprocesador CSS, ¡elige uno con el que te sientas cómodo y disfruta hoy mismo de las funcionalidades CSS adicionales!

Déjanos tu más sincera opinión

Déjanos tu mas sincera opinión y ayuda a miles de personas a elegir la mejor plataforma de aprendizaje online. Todas aquellas opiniones, tanto positivas como negativas, son aceptadas siempre y cuento sean honestas. No publicamos opiniones sesgadas o spam. Si quieres compartir tu experiencia, opinión o dejar un consejo. ¡El telón es tuyo!

Preguntas mas frecuentes

¿Qué es un preprocesador CSS?

Los preprocesadores CSS son programas que tienen su propia sintaxis única. Como CSS tiene sus imitaciones, que no solo son significativas en pequeños proyectos, los desarrolladores usan preprocesadores CSS, que adicionan funcionalidades al lenguaje CSS.

¿Cuál es la principal diferencia entre Sass y SCSS?

La principal diferencia entre Sass y SCSS es que este último usa el punto y coma y los corchetes en la misma manera que CSS lo hace. Sass, por otro lado, no lo hace. Asimismo, usa el signo igual en lugar de los dos puntos para una tarea. SCSS es mucho más fácil de aprender y de integrar a CSS.

¿Cómo eligen que plataformas de cursos online analizar?

Elegimos las plataformas de aprendizaje online de acuerdo con el tamaño de su mercado, popularidad y, lo que es más importante, la petición o el interés general de nuestros usuarios de leer reseñas MOOC genuinas sobre ciertas plataformas.

¿Cuanta información recolectan antes de elaborar una reseña?

Nuestros expertos llevan a cabo investigaciones durante semanas, sólo entonces pueden decir que sus evaluaciones de los diferentes aspectos son definitivas y concluyentes. Aunque lleva mucho tiempo, es la única manera de garantizar que todas las características esenciales de las plataformas de aprendizaje online son genuinas. Cabe destacar que nuestro veredicto se basa en datos reales.

¿Qué aspecto es el más importante al elegir las mejores plataformas de aprendizaje online?

No sería correcto elegir sólo un aspecto: las prioridades dependen de cada persona, valores, deseos y objetivos. Una característica que es importante para una persona puede ser totalmente irrelevante para la otra. De todas formas, todos los usuarios estarían de acuerdo en que la buena calidad del material de aprendizaje es una necesidad indiscutible.

¿Qué tan diferentes son sus reseñas de las demas disponibles en Internet?

Cada una de las reseñas MOOC es única y tiene sus propios objetivos y valores. Nuestras reseñas son 100% genuinas y se elaboran tras un cuidadoso análisis. Este es el objetivo del que carecen muchos otros sitios de revisión, ¡Por lo que lo consideramos nuestro súper poder!

Días
Horas
Minutos
Segundos